26 de noviembre de 2013

Cuadros de Mujeres Abstractas al Óleo, Por Raúl Torres Aguilar


EL EMBRUJO DEL CUERPO
Reflexiones en torno a la obra de Raúl Torres Aguilar

En esta suerte de sortilegio del dibujo, de la línea segura, precisa, tensa, enmarañada, como al conjuro de una varita mágica, Raúl Torres nos entrega de golpe a treinta mujeres, o para ser más precisos, treinta imágenes de mujeres, ejecutadas bajo el prisma de diversos estilos que van de lo académico a la geometría casi abstracta. Nos entrega también el dominio  de una técnica decantada por los años de trabajo, combinación perfecta en la que el espigado lápiz, la tinta señorial, la mórbida acuarela, el despreciado e irritante zumo de naranja o de limón, casi como la humilde ceniza del cigarro se dan cita en la nívea superficie del papel y regalarnos para regocijo de la vista y emociones esta orgía perpetua de voluptuosidades, con sus símbolos y mensajes misteriosos.



pinturas-de-mujeres-abstractas
Imágenes de Pinturas Abstractas con desnudo de Mujer
RAUL TORRES AGUILAR PINTOR MEXICANO
Cuadros Abstractos con Mujeres Pintadas al Óleo
PINTORES DE CUADROS ABSTRACTOS
Desnudos abstractos en Pintura

pinturas-de-mujeres-abstractas
Imágenes de Pinturas Abstractas con desnudo de Mujer
RAUL TORRES AGUILAR PINTOR MEXICANO
Cuadros Abstractos con Mujeres Pintadas al Óleo
PINTORES DE CUADROS ABSTRACTOS
Desnudos abstractos en Pintura

pinturas-de-mujeres-abstractas
Imágenes de Pinturas Abstractas con desnudo de Mujer
RAUL TORRES AGUILAR PINTOR MEXICANO
Cuadros Abstractos con Mujeres Pintadas al Óleo
PINTORES DE CUADROS ABSTRACTOS
Desnudos abstractos en Pintura

pinturas-de-mujeres-abstractas
Imágenes de Pinturas Abstractas con desnudo de Mujer
RAUL TORRES AGUILAR PINTOR MEXICANO
Cuadros Abstractos con Mujeres Pintadas al Óleo
PINTORES DE CUADROS ABSTRACTOS
Desnudos abstractos en Pintura

pinturas-de-mujeres-abstractas
Imágenes de Pinturas Abstractas con desnudo de Mujer
RAUL TORRES AGUILAR PINTOR MEXICANO
Cuadros Abstractos con Mujeres Pintadas al Óleo
PINTORES DE CUADROS ABSTRACTOS
Desnudos abstractos en Pintura

pinturas-de-mujeres-abstractas
Imágenes de Pinturas Abstractas con desnudo de Mujer
RAUL TORRES AGUILAR PINTOR MEXICANO
Cuadros Abstractos con Mujeres Pintadas al Óleo
PINTORES DE CUADROS ABSTRACTOS
Desnudos abstractos en Pintura

Imágenes de Pinturas Abstractas con desnudo de Mujer
RAUL TORRES AGUILAR PINTOR MEXICANO
Cuadros Abstractos con Mujeres Pintadas al Óleo
PINTORES DE CUADROS ABSTRACTOS
Desnudos abstractos en Pintura

pinturas-de-mujeres-abstractas
Imágenes de Pinturas Abstractas con desnudo de Mujer
RAUL TORRES AGUILAR PINTOR MEXICANO
Cuadros Abstractos con Mujeres Pintadas al Óleo
PINTORES DE CUADROS ABSTRACTOS
Desnudos abstractos en Pintura

pinturas-de-mujeres-abstractas
Imágenes de Pinturas Abstractas con desnudo de Mujer
RAUL TORRES AGUILAR PINTOR MEXICANO
Cuadros Abstractos con Mujeres Pintadas al Óleo
PINTORES DE CUADROS ABSTRACTOS
Desnudos abstractos en Pintura
Cuerpos de mujeres vivas y palpitantes como nuestros deseos, cuerpos que son casas y cajas para habitar, para protegernos y salvaguardarnos en nuestra casa mayor, la tierra. La mujer los redondeles de sus formas y sus hemisferios nos los obsequia Raúl Torres como la prolongación de la naturaleza, pero también como el complemento inevitable y ultimo de nosotros mismos. El cuerpo femenino visto de esta manera deviene síntesis, resumen preciso y perfecto del mundo natural que nos rodea. Así por magia o por voluntad del artista cada cuerpo y todos los cuerpos son a la vez y de manera aislada la representación simbólica y a veces real de la naturaleza y de su paisaje: ríos, valles, montañas, bosques, mares y desiertos. Para comprobarlo baste tan solo con cerrar los ojos y levantar la tela sutil del mar para percibir a una mujer con su olor, aroma y humor a sal, sol, amor y soledad.

Pero EL EMBRUJO DEL CUERPO encierra además otros significados que tienen que ver con la magia del primer contacto con la epidermis de la mujer, es decir con el juego misterioso que va del amor a un cuerpo al amor de una persona, acto lo suficientemente bello como para consagrarle parte importante de nuestras vidas. Acaso fue esto lo que marco para siempre a nuestro artista, para de manera incansable buscar, hurgar y profundizar en el desciframiento de las formas femeninas, en el alma de la mujer, esa ultima y misteriosa expresión de la perfección de las especies. Misterio de la vida, punto de partida y punto de llegada, sorpresa y pasmo inevitables.

Desde luego como en el génesis fue primero el contacto y la luz, después vinieron las formas, cuya posibilidad de materialización solo es posible lograrla mediante el trabajo arduo y disciplinado, como seguro estoy ocurrió con Torres, cuando frente a la tentación y misterio del cuerpo desnudo, perdió la calma y le arrebataron los sentidos, estimulando su actividad creadora hasta el limite. Esto ocurre con frecuencia en los espíritus sensibles. Raúl es uno de ellos. Entonces el estado de indefensión solo se salva a través de los sueños, que se convierten como en el caso de Torres, en formas corpóreas con textura , color, línea, sombras que se brindan al espectador para compartir con el, no el reflejo fotográfico de lo percibido, sino mas bien, para hacer a este cómplice de una anatomía irreal, imaginada, inventada. Visión del mundo individualizada del artista, cargada de sentimientos y de múltiples y diversas emociones.

Claro, y parafraseando a Don Carlos Pellicer, que en estos clarísimos jardines de marzo y mayo no todo se ve de frente hay cosas que se ven de soslayo, por ello el cuerpo en Raúl Torres es también una caja de resonancias eróticas, de sensualidades, de sensaciones lúdicas, de placer y provocaciones, de reflexión y de duda. Se dan tantos sentimientos y convergen tantas sensaciones en las señoras y señoritas de Torres. Esas ultimas flores de marzo, ora frondosas, ora espigadas, lúdicas, sufridoras, misteriosas, solemnes, enigmáticas, pero eso si siempre apetitosas. Imágenes de la memoria que fueron y son como en los recuerdos del viejo emperador Adriano parte activa de las emociones que un día nos marcaron para siempre: “clavados en el cuerpo querido como un crucificado a su cruz”.

Para terminar esta breve semblanza del generoso obsequio que ante nuestros ojos despliega mi amigo Raúl Torres, quisiera compartir con ustedes la idea de que concientemente a través del cuerpo, de su imagen y de la síntesis de la imagen, el pintor busca entre trazo y rasgo de cada figura el ideal de la mujer, tan infinitamente compleja e inaprensible. El cuerpo es a la vez el pretexto ideal del que se sirve el artista para compartir con nosotros, sus tristezas, sus abatimientos, sus alegrías, sus callados temores y su infinita esperanza en la vida. Es decir logra el artista disolver su yo en nosotros, dando tanto y recibiendo tan poco a cambio.

                                                  kijano  
                                Doctor en Historia. ( Artista )
                       Culiacán Rosales, 14 de Marzo del 2004.
Enlaces Relacionados:



No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Su opinión es importante!.

Me Gusta !