28 de mayo de 2015

Pintar Una Pintura Fea


El pintor se ríe al recordar sus primeros trabajos; “todavía estaba en la escuela de artes y como otros estudiantes, aprovechaba las clases de anatomía para hacer desnudos que luego salía a vender, muchas veces los desnudos, los cuales eran un poco más costosos. En esas, un amigo gay, me hizo el reclamo de porque no pintaba torsos masculinos, sino sólo femeninos. Pinte el encargo y mi amigo me compro los torsos, pero en el ejercicio entendí que hay público para todo”. Luego de su expulsión de la escuela, en medio de asambleas y marchas,  dos cosas sucedieron, conoció la obra de Oswaldo Guayasamín y estuvo un tiempo estudiando las esculturas de San Agustín, allá en su tierrita. De ahí surgen dos elementos que marcan su obra actual; la búsqueda de sus raíces y la reivindicación de lo social. Lo erótico quedo en la literatura, que es el otro camino seguido.
Oswaldo-Guayasamín
El Grito IIOswaldo Guayasamín, Quito 1919 Baltimore 1999
Luego llego la época de las “buenas influencias” como dijo un comentarista de arte en su ciudad natal, Neiva, en donde aterrizo para quedarse. Su obra no era entendible, ni apreciada, trabajaba materiales pobres, cartón, papel, reciclaba de todo y pintaba con pintura de agua, toda mezclada. Se centró en los rostros y manos, por que considero que eran las partes más visibles del cuerpo humano. En esas primeras exposiciones fue consiente de que su obra era feo. Comenzó a ser montaje y disfrutaba, colocando sus obras al lado de paisaje y figura humana de sus compañeros. Resultado, todos le preguntaban por qué no pensaba así de bonito. Él se reía. Comenzó a publicar sus primeros libros de poesía y algún día, sus cuadros se llenaron de versos. Sentía que su obra era integral y los versos le daban más expresión. Igual, los versos hacían la pintura menos fea, la gente trataba de encontrarle correspondencia entre las dos técnicas. A veces existía, a veces el verso es arbitrario, lo hace por composición, para rellenar.


Por Miguel de León


pinturas-figurativas
El Grito I, Oswaldo Guayasamín, Quito 1919 Baltimore 1999
Oswaldo-Guayasamín
El Grito III, Oswaldo Guayasamín, Quito 1919 Baltimore 1999
Temas Relacionados de Miguel de León:



No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Su opinión es importante!.

Me Gusta !