13 de diciembre de 2012

Equilibrio y movimiento en el dibujo del desnudo.




Importancia del movimiento y el equilibrio en el dibujo de la figura humana.  Equilibrio y el movimiento son dos caras de la misma moneda. En realidad, el equilibrio perfecto es fugaz: el cuerpo realiza constantemente pequeños ajustes para «mantener» su equilibrio. Así pues, el equilibrio se puede pensar como una pausa del movimiento.

Los artistas italianos nos dieron el término contrapposto, que significa colocar una parte del cuerpo contra otra para mantener una postura de equilibrio. Por ejemplo, cuando un modelo está de pie descansando prácticamente todo su peso sobre una pierna, los hombros se relajan y caen hacia abajo sobre el lado de esa pierna. Contrarrestan la carga ascendente de la cadera. La cabeza, a su vez, se inclina en la dirección opuesta a los hombros. Protegido de esta forma de caerse hacia un lado, el modelo puede mantener su postura.

El movimiento se produce cuando rebasamos nuestro propio punto de equilibrio, ya sea accidental o deliberadamente. Conviene captar este concepto, ya que hay que buscar el flujo del movimiento y la tensión de los músculos, incluso cuando tenemos delante modelos totalmente profesionales. En la realidad, nada está totalmente estático; por eso tampoco debe estarlo en los dibujos del cuerpo.

Se debe establecer la línea de equilibrio correcta de una pose por dos razones. En primer lugar, y de forma más obvia, hay que evitar dibujar una figura que parezca inclinada o ladeada. Pero existe una segunda razón un tanto más sutil: la figura deberá tener firmeza y equilibrio para dar una sensación sólida de volumen y peso. Sin ello, por muy correcto que pueda ser el dibujo en otros aspectos, no resultará convincente.


Dibujo de mujer de espalda en papel

Dibujo de mujer de lado, carboncillo sobre papel
ovimientos naturales en el dibujo del desnudo femenino





No hay comentarios. :