7 de enero de 2017

Pintura y realismo español, Gabriel Picart


La figura humana específicamente femenina, es la propuesta pictórica que más elogios ha obtenido el ilustrador y pintor realista  Gabriel Picart, artista de origen español nacido en Barcelona en 1962 y donde tiene su actual sede de trabajo. Pero no es solo la figura femenina lo que acapara la atención de los críticos y amantes del buen arte, además de los preciosos retratos de mujeres, Picart ha pintado innumerables lienzos con temas de naturalezas muertas y paisajes urbanos de estupendo realismo como vistas clásicas de fachadas de casas antiguas de España y temas venecianos, la ciudad acuática más famosa del mundo.
La figura humana es el tema primordial en la obra de Gabriel Picart, las mujeres en especial son sus obras emblemáticas. Mujer sentada con niña.



Mujer viéndose en el espejo, pintura realista y figurativa de la mujer. 





A Gabriel el destino lo tendría para ser un gran artista, y para ello la historia se ha confabulado de su parte. Durante más de cincuenta años su familia vivió en el pabellón de la conserjería a la entrada principal del prestigioso Parque Güell, creado por el gran arquitecto catalán Antoni Gaudí, esta plaza fue la materialización utópica de su visión artística. Gaudí, diseñó el parque a principios del siglo pasado como una nueva Arcadia, un paraíso en la tierra, y eso sería en lo que se convirtió para Gabriel. Gabriel pasó su infancia en el pabellón que Gaudí había diseñado para emular la casa de la bruja en el cuento de hadas Hansel y Gretel de los hermanos Grimm. El parque entero se convirtió en el patio de recreo de Gabriel. No es de extrañar que dentro de un medio artístico como éste, Gabriel desarrollara un precoz interés por el arte.
Paisaje español, cuadro de estilo realista de Gabriel Picart
Cuenta Picart que durante su infancia siempre tenía un lápiz en la mano; después en su adolescencia, sus padres habían rentado un pabellón en el lado opuesto de la puerta principal del parque. Este edificio, con su misteriosa torre de cruz doble, más tarde se convertiría en uno de los principales iconos de Barcelona, había sido durante años el taller de Antoni Gaudí. En ese mismo recinto que Gaudí ejecutó sus diseños, Picart montó su primer estudio, cuenta  que sentía el “fantasma de Gaudí flotando sobre su hombro”. Gabriel pronto se volvió adicto a la pintura que renunció a la carrera prometedora en la arquitectura.
Mujer con abanico en el patio con flores, retrato femenino al óleo sobre lienzo. 
No mucho después de haber tomado la decisión de convertirse en un artista profesional, tuvo la suerte de conocer al ilustrador Enric Torres, famoso por sus portadas de la revista Warren. Enric invitó a Gabriel a visitar el estudio que compartió con Pepe González, uno de los principales artistas de cómic del mundo, especialmente conocido por sus historietas de la superheroína Vampirella. Poco tiempo después, el joven Gabriel se convirtió en el tercer miembro de aquel estudio. Con el asesoramiento de estos dos grandes artistas, Gabriel descubrió los secretos del dibujo de la figura humana, así como las técnicas de mezclar pinturas, preparar un lienzo, representación y la aplicación técnica de medio a superficie. La carrera de Picart como ilustrador floreció; Trabajó para encargos en toda Europa.
Corría el año de 1985 cuando Gabriel hizo su primer viaje a Nueva York, viajó con Enric Torres y otro famoso de la ilustración, Manuel Pérez Sanjulian. Picart rápidamente ganó las asignaciones de todas las principales editoriales de América y Canadá, como Reader's Digest, Bantam Books, Dell Publishing, Harlequin, Pocket Books, Scholastic, entre otros, haciendo portadas de libros, publicidad promocional, folletos e ilustraciones de interiores. Un modo de representación con un tratamiento de arte. Trabajó también para agencias de publicidad, empresas de diseño gráfico y casas de catálogo.
En 1996, Picart tuvo su primer espectáculo en la Wolf Walker Gallery en Sedona, Arizona, actividad que fue seguido por su participación en una exposición colectiva de artistas catalanes en la Embajadora Gallery de Nueva York, donde estuvo entre algunos de los principales pintores figurativos contemporáneos que trabajan en España en ese momento. Gabriel Picart estaba en camino como pintor de bellas artes, desde entonces, ya no acepta comisiones en el área de ilustración; se dedicó a tiempo completo a la pintura artística desatacándose en el estilo de realismo.
Gabriel Picart
Además de sus retratos de mujeres, Picart  se ha hecho notar por sus pinturas des fachada de Barcelona y paisajes románticos Venecianos, sin embargo su amor prioritario es la figura humana.
Lea: Paisajes Hermosos y Lindas Mujeres en La Pintura Realista de Lipko Andrew
 Recreacion de paisaje romántico Veneciano, arte realista al óleo
Los cuadros realistas de Gabriel consumen bastante tiempo y de tal suerte no permite producir mucha obra, lo que significa que el número de galerías y clientes que pueden llevar su trabajo es limitado. Sus pinturas han atraído la atención especial de los críticos y de exigentes coleccionistas, se destaca la participación de sus obras en prestigiosas publicaciones, páginas web y galerías de arte de Estados Unidos y Europa occidental.



No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Su opinión es importante!.

Si te gusto el artículo compártelo en tu Facebook!

Buscar: