8 de enero de 2011

San Juan Bautista, Óleo sobre lienzo, leonardo da vinci



En San Juan Bautista al igual que en la Mona Lisa o Gioconda, la sonrisa y la dulce mirada es lo que más seduce al observador. Quien contempla la obra se siente contemplado. En las obras de los artistas precedentes o contemporáneos a Leonardo, raramente encontramos imágenes que parezcan observamos.  De hecho, este lenguaje de miradas es característico de Leonardo da Vinci y será imitado por sus seguidores e imitadores en el futuro


SAN JUAN BAUTISTA,  LEONARDO DA VINCI, OLEO SOBRE TABLA, 69X53 CM  1513-1517, LOUVRE PARIS